26 maio 2021 - 12h39

Adiós El Comandante!

Hola soy Leandro Sebastián Rodriguez, tengo 39 años, soy argentino, vivo en la Ciudad de Posadas, Provincia de  Misiones,  soy hincha de River Plate desde la cuna, padre de 2 hijos mellizos de 2 años; de profesión abogado ejerzo la profesión liberal,  y también soy docente universitario. Además en mis ratos libres soy un   futbolista “amateur”,  juego en la liga de profesionales universitarios de mi ciudad, un 5 de recuperación, con buen pie y poco estado físico. Jaja.

Esta mañana amanecimos los hinchas del buen futbol, con la triste noticia de que “Lucho” González se retira de la actividad profesional. Esta tristeza no se relaciona con la decisión personal del jugador de” colgar lo botines”, sino más bien, con la perdida que al deporte le significa la ausencia a futuro de un jugador de una calidad técnica y un valor personal y profesional excepcional.

Quien escribe en esta oportunidad no conoce personalmente al deportista, simplemente me permito mencionar estas palabras teniendo presente la carrera de un gran deportista que ha decidido poner fin a su etapa como jugador profesional;  que a lo largo de ella ha jugado en grandes equipos de las más importantes ligas del mundo, y ha formado parte de nuestra selección nacional, desempeñando en cada equipo del que formo parte un rol fundamental, casi siempre como capitán, como líder, una muestra más que clara de la importancia del jugador para el equipo .  Ese jugador con una clase descomunal, con un toque distinto, es Lucho Gonzalez.

Los hinchas de River no podemos olvidar aquel golazo “de tres dedos” como le decimos los futboleros, a nuestro clásico rival Boca Jr. En el año 2015; o aquel  gol desde fuera del área pegándole de derecha al segundo palo del arquero, también a Boca Jr.; o sus goles pegando a la pelota “de primera”, o sus pases milimétricos a los delanteros que tuvieron la suerte de contar con un asistidor de primer nivel, que en innumerables oportunidades les facilitaba el pase a la red, como dicen, propios de un jugador diferente.

Su imagen dentro de la cancha permitía advertir a simple vista su calidad con la pelota y su inteligencia para el juego, siempre  bien erguido, con la cabeza arriba, atento a todas las alternativas que el juego pudiera presentar.

A quienes desde el amateurismo abrazamos al futbol, nos resulta muy interesante, y hasta envidiable, la manera de jugar de esta clase de jugadores, que como Lucho González, pueden sencillamente con un pase entre líneas, un cambio de frente, o un remate de primera, cambiar el resultado de un partido.

Hoy podemos decir que el deporte siente tristeza porque se aleja de las canchas un jugador que ha desarrollado su carrera en base al “Buen Futbol”, y en adelante, esperamos tenga una maravillosa etapa como DT. FELICITACIONES POR UNA CARRERA LLENA DE LOGROS Y POR DARNOS A LOS HINCHAS DEL FUTBOL RECUERDOS IMBORRABLES!!.



Últimas Notícias

Opinião

PlaneJUMENTO

Antes de tudo, dar os devidos créditos ao @fabiangarrett93 que cunhou tal termo no Twitter sendo de uma felicidade incrível pois ilustra perfeitamente aquilo que…